El hombre en el castillo: la novela y la serie.

A ver, por partes. El hombre en el castillo es una novela de Philip K. Dick perteneciente al género de la ucronía. En ella, el Eje ha ganado la Segunda Guerra Mundial y se han repartido el mundo a cachos entre alemanes, japoneses y demás; la historia se centra en el territorio ocupado de los Estados Unidos.

Como hace mucho que la leí, he de esforzarme (y consultar la web para no meter la pata) para recordarla, pero sí que hay un par de cosas que tengo claras. Me gustó mucho, la devoré en muy poco tiempo y fue una lectura muy satisfactoria. Pero, al mismo tiempo, también me quedé con la impresión de haber leído una marcianada. Vaya por delante que acababa de salir de la adolescencia y era la primera obra de Dick que leía. Con el paso de los años, y el conocimiento de las peculiares caracterísitcas del escritor, lo entiendo de otra manera. Y permítaseme una broma: se entiende que Dick tomara drogas. Y que tuviera problemas psicológicos, ya puestos.

Porque la otra cosa que me quedó grabada del libro es el uso del I-Ching como motor narrativo, además de la existencia de una novela, La langosta se ha posado (1), que muestra un mundo alternativo en el que el Eje ha perdido la contienda pero que, sin embargo, no es exactamente como el nuestro. Quizá la memoria me esté jugando una mala pasada, pero recuerdo que el final me pareció abrupto, como si Dick hubiera jugado con unas expectativas previas del lector para luego sacarle el dedo corazón al tiempo que le dedica unas frases propias de la mística oriental.

Va a ser que a lo mejor debo leerlo de nuevo.

Man-in-the-High-Castle
Cartel promocional de la serie

Y entonces fue Amazon en 2015 y se dedicó a expandir su imperio mediático creando una producción… televisiva… no, en estos tiempos de difusiones audiovisuales mediante medios dispares, hay que decir que hizo una serie y punto. Una serie basada en este libro. En ella está metida también Scott Free, lo cual suele (suele) ser sinónimo de calidad, y el resultado es, bajo mi punto de vista, excepcional.

Aviso para navegantes: no es una adaptación ni de lejos. Y se agradece, porque versionar literalmente a Dick puede arrojar un producto visual que podría valer como obra de arte y ensayo, pero que se arriesgaría a ser, sencillamente, un tostón. Las novelas de Dick son para ser leídas, pero adaptarlas a imágenes en movimiento, suponen un filtrado y readecuación a un medio completamente diferente. Piénsese, por ejemplo, en ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? y Blade Runner. Si se ha leído la primera y visto la segunda (2), se entiende a qué me refiero. A mi modo de ver, es un acierto coger la esencia de la novela de Dick y arroparla en un traje diferente para hacer un producto que se pueda disfrutar sin desvirtuar lo original.

Y la esencia está ahí: el Eje triunfante (3), la realidad alternativa, el uso del I-Ching… No chirría nada si conoces la novela, aunque es muy diferente. Es decir, que creo que es una adaptación muy buena, muy conseguida, de una novela estupenda. Amazon ha dado en el clavo con una serie intrigante, con giros de guión muy adecuados y personajes polidimensionales tan bien tratados que es incluso difícil no sentir empatía por el Obersturmbannführer John Smith (me hace una gracia que no veas el rango y el nombre-apellido tan anglosajón) cuando le dan una mala noticia. En serio.

La actuación es muy correcta, destacando la presencia del monstruo de la interpretación que es Rufus Sewell, aunque lo mejor es la ambientación. No solo se adapta el escenario para que sea a principios de los años 60, sino que, además, son unos años 60 dominados por la imaginería nazi e imperial nipona. Escalofriante es la banalización del mal con el uso de las cenizas de hornos crematorios flotando en el ambiente, por ejemplo. O el uso de Zyklon-D, gas que perfecciona el utilizado en los campos de exterminio. O la aparición de un Hitler anciano y enfermo, pero temible y todopoderoso tras una panorámica del Berlín soñado por Albert Speer.

Evidentemente, recomiendo encarecidamente las dos, novela y serie. Por cierto que la segunda temporada se empieza a emitir en diciembre.

BOLA EXTRA:

Si has llegado hasta aquí sin dormirte, te mereces un premio. No sé si lo considerarás como tal, pero en fin.

El puño

Se trata de un microrrelato enviado al Certamen de Microcuentos de la revista digital Minatura. A ver qué os parece.


1: The grasshoper lies heavy en el original

2: Uno de los muchos millones de montajes definitivos, especiales, aniversario o lo que sea.

3: Me pregunto por qué, en la serie, los italianos no salen. O los húngaros. O algunos aliados menores… nótese el sarcasmo.

Anuncios

2 thoughts on “El hombre en el castillo: la novela y la serie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s