Emilio Bueso: Extraños eones

Reconozco que a Emilio Bueso llegué por su última novela publicada (1), Extraños eones, aunque sabía de su existencia. Estaba intrigado y tenía ganas de hincarle el diente a Diástole (2), pero la pila de libros por leer no se reduce nunca. Pero al ver que era algo relacionado con los mitos de Cthulhu, no pude resistirme y piqué.

Y no me arrepentí en absoluto.

Extraños-eones-Portada-340x512
Ilustración de cubierta

Como buen seguidor de las creaciones creadas a partir de la obra lovecraftiana, no podía dejar pasarlo, y devoré la novela como si fuera un Primigenio. Quizá sin babas, pero sí compulsivamente. Aunque al principio reconozco que estuve perdido. Situada en El Cairo, se nos mostraban a unos pobres chavales de la calle, pobres no, lo siguiente, que sobreviven como pueden entre la inmundicia de los suburbios, teniendo como refugios las tumbas de los cementerios. Como suena.

bueso-2
El autor… poniendo caras.

Niños cuya vida ya es suficientemente infernal como para que venga algún maldito enviado de los dioses exteriores o un sectario zumbado para tocarles las narices. Ahí radica el horror de Extraños eones: al leerla, la obra no produce miedo y asco al describirse una reunión de cultistas; no, el espanto surge al contemplar las condiciones de vida de los niños que, sin embargo, están perfectamente hechos a ella. Es decir, que es algo considerado normal por los niños y, por tanto, por el propio lector para implicarse en la trama.

Y es en El Cairo, pero podría ser en tantos sitios… Evidentemente, el siguiente paso es pensar en que, en la realidad, hay muchos críos así. Si no te sacude la conciencia, no sé qué puede hacerlo.

El estilo de Bueso, además, merece una mención aparte. Es un claro ejemplo de realismo sucio, directo, que te pega una patada en la boca y, sin que tengas tiempo a quejarte, te da otra en el estómago. Un auténtico carrusel de frases cortas disparadas a bocajarro que resuenan al leerlas como estampidos de cañón y pugnan por ser una más impactante que la otra, sin que eso suponga un desfile de vulgaridades y palabras soeces. No, Bueso juega con unas descripciones salvajes pero no exentas de lirismo a veces, unos diálogos sencillos pero sumamente claros, y una trama rápida y que no levanta el pie del acelerador en ningún momento.

Muy recomendable para los aficionados a Cthulhu en general porque sí, salen monstruos de Lovecraft, por supuesto.


1: Lo último que tiene en el mercado es Ahora intenta dormir, una colección de relatos.

2: Quien sepa de qué va, que me perdone el chiste fácil.

Anuncios

2 thoughts on “Emilio Bueso: Extraños eones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s