Alexandra Horowitz. En la mente de un perro

La autora, al principio, advierte: Es un libro hecho por una amante de los perros; que también es científica. Eso, de por sí, ya debería indicarnos por dónde van los tiros. Un ensayo racional y basado en pruebas empíricas, pero desde la óptica de alguien que ve a los perros como algo más que meros constructos de piel, pelo y patas.

cubierta
Cubierta de la obra

Ambos planos, el de la científica (1) y el de canófila están perfectamente equilibrados, sin que unas apreciaciones excesivamente subjetivas interfieran con su estudio, arrojando datos procedentes de horas y horas de observación y analizándolos con unos argumentos serios y tajantes.

autora
La autora

Quizá ese higienismo científico sea lo que en las primeras páginas eche un poco para atrás, a la hora de diseccionar la forma de utilización de los sentidos por parte de los perros en su comunicación con el mundo, que peca de cierto distanciamiento (2) atenuado con la introducción de pasajes de la vida que compartió con Pumpernickel y, sobre todo, a partir de la mitad del texto, en el que la cámara científica se coloca directamente, como dice el título, en la mente de los perros (3). De hecho, ese es principal método de Horowitz para entender la conducta canina, lo que ella define como umwelt, palabrejo alemán que viene a ser utilizado como “ponerse en el lugar de”, resultando una metodología interesante y acertada. Después de acumular datos y datos estudiando el comportamiento de los perros, la autora hace una labor de interpretación de los mismos desde el punto de vista del perro, lo que implica, en numerosas ocasiones, chocar contra nuestras estructuras mentales al respecto por tratarse de dos mundos muy diferentes, aunque compartidos.

Por ejemplo, y aunque no los critica abiertamente, no está muy de acuerdo en la mayoría de adiestradores caninos y sus métodos, más destinados a hacer que el perro se comporte con respecto a unas reglas humanas que les son ajenas, que no a entenderlos para modificar sus conductas. El caso del olfato es interesantísimo: Todos sabemos (o deberíamos) que el olfato es su principal sentido, por el que más información les llega, pero, cuando salimos a pasearlos (4), sentimos cierta urgencia por apartarle de algún lugar en el que llevan un rato metiendo la nariz, sin comprender que, para ellos, es como si a nosotros nos pusieran una venda en los ojos mientras contemplamos un paisaje. He de confesar que la lectura del libro ha hecho, por ejemplo, que no les tire con impaciencia cuando están olfateando. Ya obtendrán toda la información y dirán cuándo seguir. A fin de cuentas, en ese paseo yo no tengo que ir a ningún lado.

autora-2
Nuevamente, Horowitz.

Un libro, pues, muy recomendable para cualquier amante de los perros, como la autora, que descubrirá ciertos aspectos muy interesantes (algunos quizá se pueden intuir por el mero hecho de observar al perro con el que convives) y que busca que comprendamos al perro de la misma forma que señala que el perro también nos comprende a nosotros, a su manera.


1: Y una científica muy buena, por cierto. Centrada en la etología (estudio de la conducta), es psicóloga doctorada en Ciencia Cognitiva que demuestra una gran cantidad de conocimientos a lo largo del libro sobre diversos campos.

2: Que no ocurre en, por ejemplo, Genios, de Hare y Woods, cuya lectura da una impresión más tierna, aunque quizá menos científica.

3: El original es Inside a dog. Su traducción literal al castellano no quedaría muy bien.

4: Obsérvese: PasearLOS. Sin embargo, muchas veces el paseo es nuestro más que suyo, como señala Horowitz, como si quisiéramos batir alguna marca y lleváramos al perro como equipaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s