Mad Max: Fury Road

Tengo que reconocerlo: Mad Max:Fury Road me fascina. Todo en ella me resulta abrumador, apoteósico, impresionante, un espectáculo de pura diversión cinética que no te deja recuperar el resuello ni en las (escasas) escenas en las que los vehículos no están haciendo rugir sus motores. Y que no es solo una película palomitera, porque no tengo empacho ni vergüenza alguna en definirla como puro lirismo, una obra llena de poesía tanto visual (en los planos) como hablada (en los diálogos)

Poesía salvaje, retorcida y posapocalíptica, pero poesía a fin de cuentas.

Grandes imágenes como el trasunto del tamborilero de los ejércitos de la Edad Moderna colgando al frente de enormes altavoces por los que suena su estruendosa guitarra-lanzallamas y la atronadora percusión, el baño de spray plateado en la boca para acudir al Valhalla “reluciente y cromado”, los detalles de productos reciclados en la confección de los vehículos, la fotografía saturada de naranja que parece tirarte arena y polvo continuamente a los ojos conforme ves la película, el mensaje subyacente (aunque parezca paradójico) de lucha contra la agresividad del patriarcado y la búsqueda de la redención de unos personajes que se erigen en símbolos de una humanidad rota pero que aún puede encontrar un futuro, permitiendo la supervivencia de la esperanza por pequeña que esta sea…

pertigas
Una de las muchas imágenes que me dejan ojiplático.

Vale, de acuerdo. La película es del 2015, así que llego un poco tarde. Lo cierto es que el post gira en torno a algo que he leído hace un par de días y que incrementa el universo creado por Glenn Miller allá por los locos setenta (1), la serie limitada publicada por DC bajo el sello Vértigo (2) y que cuenta en el guión a nada menos que con Nico Lathouris, coguionista de la película, y Mark Sexton, que trabajó en el storyboard y desarrolló buena parte de la ambientación que se ve en pantalla. Además, la historia, o historias, como el propio Sexton dice en el prólogo del tomo recopilatorio, parten de las ideas que el propio Miller contó a los actores para dar una mayor profundidad a los personajes, ahondando en su background.

protas
La pareja protagonista.

Y se nota. Son cinco historias que giran en torno a Nux, Inmortan Joe, Imperator Furiosa y, por supuesto, Max Rockatansky, que son una precuela que todavía permite disfrutar todavía más de la película (3), sabiendo cuáles fueron los pasos previos que les llevaron al punto en el que arranca el filme. A destacar la más larga de todas ellas, la de Max, que crea un paralelismo estupendo, trágico y terrible, con la primera Mad Max.

Como bonus, además, cuenta con un epílogo de unas diez paginillas en las que se nos habla de la génesis del Camión de Guerra que Furiosa conduce, explicando cómo llegaron a parar las diferentes partes que le dan forma, haciendo de los vehículos que lo componen un personaje más de importancia tan vital como los propios Furiosa, Max y demás.

comic
Ilustración de cubierta del tercer volumen.

Una lectura muy buena, que no hace falta por supuesto para disfrutar de una gran película como es Mad Max: Fury Road.


1: Australia ha exportado tres cosas muy interesantes al resto del mundo. Mad Max. AC/DC. Y Cocodrilo Dundee 🙂 🙂 🙂

2: Para quien sepa de comics, sabrá que es la línea adulta de DC, una línea en la que se pueden encontrar títulos muy, pero que muy buenos.

3: Efectivamente, fue leer la serie limitada y ver la película. Y los documentales del cómo se hizo, que no tienen desperdicio, por cierto. Vale, sigo reconociendo cosas: también estoy ahora jugando al videojuego de Mad Max. En realidad, no estoy aquí; estoy en el Páramo.

Anuncios

4 thoughts on “Mad Max: Fury Road

    1. Bueno, Fury Road sigue la senda abierta por La cúpula del trueno, con esa visión posapocalíptica desfasada y llena de bichos raros, pero apostando por la acción desmedida sin que eso signifique, como he comentado, una pérdida de buen hacer artístico y un derroche de imaginación sobre ruedas.
      ¡Ya contarás y gracias por comentar!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s