Vulnerable

Los compañeros de Carpa de Sueños van a publicar en breve una antología de microrrelatos sobre héroes y villanos, de la cual tengo el honor de formar parte con el siguiente texto.

¡Espero que os guste!

VULNERABLE

Noto el sabor cobrizo de la sangre en mi boca y de inmediato pienso que es algo imposible. Tengo que estar equivocado. No pueden haberme roto el labio con ese último puñetazo. Desde el día del accidente, nada ha podido atravesarme la piel. Soy invulnerable.

–¡Mátale, Vorágine! –grita mi peor enemigo con voz chillona y repelente; está claro que Abismal es quien los lidera.

Mientras noto cómo una costilla cede bajo el fuerte impacto que me propina Vorágine, lanzo una mirada en torno a través de mis ojos hinchados y amoratados. Están todos: Tecla de Reinicio, Acabador, Maga Caótica, Flipado… incluso el pequeño Colibrí, detrás de ellos, apartado y riéndose con cada patada, con cada puñetazo. Hasta cierto punto, los entiendo. Yo también estaría más que harto de recibir palizas un día sí y otro también.

No se puede negar que la insistencia ha sido siempre su mejor rasgo.

Una y otra vez he frustrado sus planes, he salvado a gente a la que amenazaban y he evitado que cometieran sus fechorías. Tienen que estar ansiosos por vengarse, sin duda. Aunque, claro, no se me puede echar la culpa. Es mi trabajo. O mi misión, como dice mi hija.

Sí, mi misión: aprovechar lo que me ocurrió para hacer el bien y evitar que gentuza como la que me está moliendo a golpes no crea que puede salir indemne gracias a sus facultades.

–¡Ahora no eres tan duro! ¿Eh? ¿Eh?

La voz de Maga Caótica me produce náuseas. Es capaz de adoptar un tono que hace que parezca que el mundo se ha vuelto del revés. Siempre fue una de mis peores enemigas precisamente porque luchar contra ella no implicaba una resolución a base de golpes sino de ingenio, algo que no es mi fuerte. Gracias a mi invulnerabilidad, la forma más rápida y eficaz de acabar con ellos es resistir y golpear, resistir y golpear.

Una y otra vez, hasta que mi enemigo termine inconsciente.

Grito por el dolor que me provoca la puntera de hierro de las botas de Abismal en el costado. Creo que me ha roto algo en las entrañas y toso, expulsando un tremendo cuajarón escarlata que miro aterrizar en el asfalto, embobado. Estos salvajes van a matarme. Quizá lo han preparado todo tras encontrar una forma de desactivar mi poder. Quizá haya sido una mera casualidad.

El caso es que van a matarme.

–¿¡Qué demonios!? –Colibrí lanza un aullido de sorpresa que se convierte en terror cuando una fuerza invisible lo lanza por los aires y lo golpea contra la fachada del edificio cercano provocando una lluvia de ladrillos y vidrio. Los villanos se giran con el rostro demudado, intentando comprender qué está pasando, y uno de ellos, creo que se trata de Tecla de Reinicio, sale volando por los aires estrellándose de cabeza contra el suelo. Se queda tendido, hecho un guiñapo. Por el ángulo en que su cuerpo ha quedado, creo que está muerto.

Sí, era Tecla de Reinicio, porque el otro de mis enemigos que viste con colores negros, Abismal, sigue junto a mí. El cuero que enfunda sus piernas cruje mientras se gira a un lado y otro, con absoluto pánico en el rostro mientras sus compañeros de maldades son arrojados por los aires como por la mano de un gigante invisible.

A duras penas, apoyando los nudillos en el suelo, me incorporo. Siento como si un fuego recorriera mis entrañas, pero consigo ponerme en pie al mismo tiempo que una figura vaporosa se materializa frente a Abismal. Es una mujer y abro la boca con gran sorpresa al saber de quién se trata. La baba y la sangre resbalan por mi barbilla.

–¡Teresa! –exclamo diciendo el nombre de mi hija mientras ella, furiosa, atraviesa el torso de Abismal, reventando su corazón.

Mi niña del alma me ha salvado la vida.

Anuncios

17 thoughts on “Vulnerable

  1. ¡¡Jaaarrlll!! Cuando sea grande quiero ser como tú.
    Estupendo el argumento, magnífica la prosa —con esa claridad y aparente sencillez que siempre me encandila—, excelentes descripciones y acción.
    Y los nombre de los enemigos… me quitaría el sombrero si lo llevase.
    Enhorabuena.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muuuuuchas gracias! (lo digo yo, no la vaca)
      Tengo que reconocer que dar nombres fue lo que más me costó. De hecho, siempre me resulta complicado elegir nombres para los personajes de mis textos, la verdad. Imagínate que en uno (que no tiene que ver con los de este) lo que hice fue coger la palabra PERSONAJES y empezar a nombrarlos: Pablo, Elisa, Rosa, Samuel, etcétera, etcétera 🙂

      Le gusta a 3 personas

  2. Genial, compañero: el relato del poder que se esfuma pero revive por las leyes de Mendel para devolver el equilibrio al universo. Ahora ya sé algo más; al igual que superman tenía su kriptonita y los autónomos tenemos a hacienda, todos los superhéroes desde Aquiles en adelante tienen su punto flaco.
    Este si lo he leído, y disfrutado!… para el otro ya he hecho el pedido de leña.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s