Dejado atrás

El presente microtexto fue presentado al Concurso “Relatos del apocalipsis zombie”, organizado por Carpa de Sueños, pero la baja participación hizo que se declarara anulado. Bueno, ahí queda mi aporte, a ver qué os parece.

DEJADO ATRÁS

–Ahí van los muy desgraciados –masculló el hombre vestido con pantalones caqui y botas de media caña. Estaba mirando alejarse el coche desde la ventana del edificio donde se habían refugiado los últimos días.

Meneó la cabeza y escupió con desprecio pensando en que esos tres no tendrían ni una oportunidad sin su ayuda. Si tuviera que apostar, se jugaría todo a que acabarían devorados por los muertos como mucho en dos días.

Se encogió de hombros y soltó una risita desagradable y chirriante, abriendo una cerveza caliente que sabía a meados de perro. Mejor eso que nada, de todos modos. Cogió la pistola y se acercó al cajón donde Santi, el más joven de los payasos que acababan de dejarle atrás, había guardado las balas. Despacio, casi con reverencia ritual, las introdujo en el cargador escuchando el satisfactorio chasquido que emitían al encajar en su sitio. Metió el arma en la cartuchera que colgaba de su cinturón y se rascó el pecho, notando el sudor y la suciedad acumulada sobre la piel tras tantas semanas de vivir en el infierno en que se había convertido el planeta.

–Imbéciles. Imbéciles. Imbéciles hijos de puta.

La furia le poseyó y descargó un golpe sobre la mesa, cuya superficie de ligero aglomerado se abombó. Apretó los dientes al recordar la mojigatería de Santi y su hermano… ¿Cómo se llamaba?… ¿Andrés?

Él solo había querido un revolcón con la chica. No había nada malo en querer desfogarse un poco. Incluso les había dicho que, después de él, era toda suya. Si todo se había ido al diablo, no tenía sentido seguir comportándose con miedo al castigo de unas instituciones y una sociedad que ya no existían. Tan simple como eso.

Pero no. Los dos hermanitos le habían apuntado y obligado a dejarla en paz. Aunque por un momento pensó en lanzarse contra ellos porque no tendrían coraje para apretar el gatillo, no quiso tentar a la suerte y la soltó. Los pechos, liberados de la camisa que le había arrancado, botaron mientras corría llorando hacia ellos. Sintió una erección al recordarlos.

Y como si le hicieran un favor, con aire de superioridad moral, habían decidido dejarle una pistola. Se llevaron el resto de armas, de comida, de medicamentos, pero le dejaron una maldita pistola. “No somos salvajes”, le dijo Santi. Le faltó añadir “como tú”.

Pues habían cometido un error. Un error jodidamente grande.

Salió del edificio de dos plantas y amartilló el arma, preparado para dispararla al más mínimo movimiento. Si los muertos no acababan con ellos, él mismo los cazaría. Les metería un tiro en las tripas y se follaría a esa tía mientras se desangraban.

De él no se reía nadie.

Comenzó a seguir las huellas de neumáticos.

Anuncios

54 thoughts on “Dejado atrás

  1. “Y, como si le hicieran un favor, con aire de superioridad moral, […]”. En este caso, al ir el como entre comas, valga la redindancia, se ha de dar una entonación distinta al resto del texto; y de ahí, que debería llevar la tilde diacrítica: porque de manera indirecta adquiere la connotación exclamativa o interrogativa.

    Le gusta a 1 persona

      1. No, hombre, eso está claro. Lo digo numerosas veces: Quiero que me corrijáis, que establezcamos un debate sobre lo que escribo, porque fijo que hay errores que me han pasado desapercibidos…
        ¡Un saludo!

        Le gusta a 2 personas

    1. Bueno, como he quitado la coma, asunto arreglado. Estos malditos “como” nos están dando un quebradero de cabeza 😀 😀 😀
      PS: Y tras pensarlo (de nuevo) creo que en efecto, tampoco precisa tilde aunque vaya entre comas, como dice Ana.

      Le gusta a 2 personas

    1. Gracias por tu comentario, Paula. Me alegra que os guste. No soy mucho de escribir micros, excepto para concursos, porque me tiendo a enrollar como las persianas, pero hay que reconocer que tiene su trabajo pese a la brevedad: en efecto, hay que hacerlo completo, que tenga rotundidad y autonomía propia… y eso a veces es complicado.
      ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

    1. En efecto, quería dar el punto de vista de un tipo asqueroso en un mundo asqueroso… pero en contraposición a los otros tres mencionados, que no se comportan como salvajes, para marcar así más la maldad del tipejo.
      ¡Gracias por tus comentarios!

      Le gusta a 1 persona

  2. Me parece un buen relato de zombies, con el clásico hombre que se hace odiar, es fantástico y te deja con ganas de más. Luis te comento también: Creo que debería ir así.

    – No somos salvajes, le dijo Santi. Le faltó añadir: cómo tú.

    Sí llevaría tilde porque no va entre comillas según pienso yo. Este como lleva tilde exclusivamente cuando es exclamativo o interrogativo, y en este caso la frase afirma y por tanto es exclamativa simultáneamente. Cuando tengáis dudas lo mejor es sustituir el adverbio por “de qué manera” o “de qué modo”. Si podéis remplazarlas por estas locuciones se tildará (cómo), sino, no (como). Otra cosa, hay que tener cuidado con Google ya que contiene numerosos errores no solo en lengua sino en otras disciplinas.
    Disculpa mi atrevimiento, no volverá a pasar. Un abrazo para ti .

    Le gusta a 2 personas

    1. De atrevimiento nada… Se agradecen este tipo de comentarios que puedan dar pie a un debate lingüístico en el que todos podamos aprender. Me gustan, así que, por favor, comenta lo que sea 🙂
      En efecto, en Internet hay que tener muuuucho cuidado con lo que se busca, encuentra y lee. Que hay algunas barbaridades…
      Sobre el como (dioses, el juego que dan los “comos”), en este caso es comparativo, así que no debería ir tildado…
      ¡Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

    1. Ains, la comida y tú… La verdad es que, a fin de cuentas, lo que les pasa a los zombies es que se lo comen así, crudo, sin una pizca de sal ni nada. Pero todo es cuestión de entrenamiento y filia sociológica 😀 😀 😀

      Le gusta a 1 persona

  3. Gracias por darme la confianza, así que te diré:
    Si la frase fuera: no somos salvajes como tú. No llevaría tilde al comparar.
    Pero, aquí compara sí, pero al mismo tiempo está separada por un punto y esto hace una oración independiente, y me remito a lo escrito arriba. Por otro lado el uso abusivo del entrecomillado le quita ritmo a los relatos, también hace a veces las frases incomprensibles. De todas maneras cada uno escribe a su manera y lo importante es disfrutar leyéndonos y yo lo paso genial con tus escritos, no me gusta corregir nada de nadie, ha sido por seguir el hilo, pero ciertamente no es algo en lo que me fije cuando os leo y espero que tampoco cuando me leáis. Un abrazo enorme. 😙😙😙

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias por el comentario, que siempro agradezco, de verdad. Un debate así siempre es productivo, si se hace desde el respeto y el cariño.
      Soy sincero: no soy mucho de entrecomillar textos para estilos indirectos o retrotraer al presente narrado frases de otros personajes. En efecto, creo que rompe el ritmo; pero en este caso, era imposible hacerlo de otra manera para reflejar la antítesis del personaje bastardo y su moral.
      Y la verdad es que poner “como tú”, sin coma, como sugieres en este comentario, me gusta más al leerlo, además de reforzar esa comparación entre personajes que comentaba.
      Lo voy a editar, mira por dónde 😉
      ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  4. ¡Vaya debate sobre ortografía! intento no hacer faltas de ortografía, pero soy un poco flexible al leer a los demás, a veces puede ser un error involuntario al teclear… me pasó en una ocasión en un comentario y me hacía tanto daño a la vista al leerlo, que al dueño del blog le pedí, por favor, corrigiese la falta. o hizo y me quedé a gusto, jeje.
    En cuanto al relato, muy bueno, no es extraño en ti. un buen comienzo para una historia más larga.
    Y ya tengo tu libro, lo está leyendo mi hijo y a continuación iré yo. Ya te contaré…
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Estos debates siempre son bienvenidos, Estrella. Creo que son beneficiosos para todos 😉
      Me alegra que te haya gustado, y, en efecto, como alguna otra persona ha comentado, podría ser el inicio de algo más largo… pero no me apetece. Si te soy sincero, y aunque me vea (y lea los comics) de The Walking Dead, y disfrute con Romero y toda esa gente que plasma casquería y entrañas en pantalla, nunca he sido mucho yo de escribir cosas de zombies 😀
      Ya me contarás qué os parece La sombra dorada… cualquier crítica (buena, mala, regular, lo que sea) es bienvenida, gracias por confiar en mi novela 😉
      ¡Un abrazo fortísimo!

      Le gusta a 1 persona

  5. Es un relato genial amigo, lastima que fuera anulado el concurso, seguro hubiera quedado en muy buen lugar. Y sobre el debate ortográfico, es verdad que se aprende y mucho, yo misma he tomado nota de todo lo leído, siempre aprendo algo. Pero como alguien me dijo una cierta vez, cuando los textos son buenos y expresivos, pocos ornamentos necesitan para ser leídos. Con esto no quiero decir que, no, se estudie y aprenda, sea corregido y revisado, cien veces, siempre será leído con más interés, y aceptado por los eruditos que leen signos de puntuación y tildes en lugar de lo que verdaderamente queremos expresar los que escribimos. Y ahora seguramente aquí tendréis trabajo jajajaja. Feliz noche del sábado, y a escribir nos leemos amigos…

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias por tu comentario. Me alegra que te haya gustado (aunque, como se ha dicho, es bastante desagradable porque está escrito con la “cámara” a hombros de este salvaje), es mi principal deseo, que os guste lo que escribo.
      Cualquier debate es interesante, así que te animo también a participar en lo que quieras con plena libertad, pues es como, en realidad, se aprende y mejora a escribir, o eso pienso. ¡Un saludo fortísimo!

      Le gusta a 1 persona

      1. Gracias, intentare seguirte con la atención que mereces, pero tengo mucho que escribir. Sé que debatiendo y sobre todo leyendo es como más se aprende. Me gustó mucho y ahí sí que discrepo, de desagradable nada. Feliz tarde amigo.

        Le gusta a 1 persona

      2. Ahí tienes razón: si hay que matarlos (total, no hay sangre real, es todo ficticio :D), se les mata. Y si continuara este relato, dudo mucho yo que el tipo este sobreviviera hasta el final. Daría mal, imagino, pero eso de llegar al último punto, tururú.

        Le gusta a 1 persona

    1. Bueno, los relatos “Z” se venden bien desde hace años, así que también me pareció extraño que no hubiera suficientes para la antología, pero… aquí quedan nuestros textos (voy a leer el tuyo pero ya 😉 )
      ¡Gracias por pasarte y comentar!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s