Maese Fontana: primeras líneas

La escritura de mi nueva saga de fantasía, que lleva por título “Crónicas de la Apoteosis”, va como una centella. Lo cierto es que las palabras fluyen de mis dedos con rapidez, y me está resultando más entretenido que todo lo que he escrito anteriormente (y, ojo, que me ha resultado siempre muy divertido hacerlo).
Crear un mundo de mi género favorito, la fantasía, dibujar sus personajes, establecer sus relaciones, dosificar las cosas poco a poco porque la saga va a abarcar unas (si sale más o menos según lo planeado) 450.000 palabras en total (repartidas en 10 novelas cortas de cuarenta y pico mil cada una)… es una tarea que me va a llevar tiempo, que además compaginaré con el resto de sagas que tengo en marcha, pero que, en serio, me está resultando muy gratificante.
Ya tengo las impresiones de algunos lectores cero de mi primer volumen, por título “Mika Holdbrand: Diplomacia en Alisia”, y voy a buen ritmo con el segundo libro, “Maese Fontana: la magia de Trinube”.
Dejo el fragmento con el que inicio esta obra, que, por supuesto, está sin repasar ni pulir, tal cual se ha escrito.

MAESE FONTANA: LA MAGIA DE TRINUBE

En Trinube se celebra, cada década, la ceremonia por la cual los pupilos del Liceo del Divino Arte obtienen su rango de maeses. Tiene lugar el primer día de Kuru y, en ella, el boato y la pompa del estado más poderoso de Timelah brillan con el mismo fulgor que el sol en ese mes, con el objetivo de recordar a los asistentes que Trinube es árbitro y juez de todas las relaciones internacionales, pues no solo acuden los magos del Liceo presentes en ese momento en el país, sino que también lo hacen los representantes de los otros países: embajadores, cónsules y diplomáticos forman una colorida y variopinta multitud que escucha con atención las palabras ceremoniales que pronuncia la alta jerarquía de Trinube y aplauden, con mayor o menor sinceridad, cada nombre de los nuevos maeses y maesas que se pronuncia.
La Basílica de Hipatia es, me consta, una de las mayores construcciones sobre la faz de Timelah, pero, en ese día, se queda pequeña para albergar a tanta gente, pues también criados, comerciantes y campesinos que se trasladan hasta la ciudad quieren ser partícipes de algo más grande que ellos; anhelan tocar algo de la gloria y el fasto que se desprenden del ritual y en sus caras se vislumbra orgullo de ser ciudadano de Trinube.
Ahora bien, no solo los representantes de otros estados son forasteros en Trinube, no nacidos dentro de sus fronteras: la mayoría de magos, por no decir todos, nacimos en suelo extranjero, de madre barroquia, galvia, tunlandia… a los pies del Ramatán o a orillas del Mar Plácido, entre suaves hilos de una cama noble o junto a los animales del establo. Los magos nacemos allá donde sea, pero una cosa está clara: todos acabamos acudiendo a Trinube cuando los Jardineros llegan a casa de nuestros padres para reclutarnos.
En efecto, ese es el nombre que reciben, pues son los encargados de comprobar dónde ha echado raíces la magia en el cuerpo de los recién nacidos de Timelah, para podarlos de su familia y trasplantarlos con mimo a la fértil tierra de Trinube, donde será un pupilo cuyo arte crecerá y se fortalecerá, fortaleciendo de ese modo también al país, un bosque de magia y sabiduría que es garante de paz, equilibrio y orden en el mundo.
En Trinube, las metáforas existen por doquier.
Este año, tuvo lugar la ceremonia del Ascenso de la década. Hace poco más de cinco meses, por tanto, un buen número de hombres y mujeres obtuvimos el reconocimiento oficial como magos por parte del Liceo. Eso, a su vez, conlleva dos cosas: un destino como asesores de los gobiernos de Timelah y, por otra parte, que se nos adjudique un pupilo al cual transmitir los conocimientos de los que, en los años anteriores, nos hemos empapado.

Anuncios

14 respuestas a “Maese Fontana: primeras líneas

      1. Lleva cuidado, a ver si en lugar de musas son okupas y tu inspiración es una mera coincidencia, y a ver después cómo solventas la papeleta. Tú por si acaso suéltalas y ya veremos qué pasa (y si cuela, dales mi dirección de paso).
        No he visto ‘Madre!’, por otra parte, pero ahora me pica la curiosidad.

        Me gusta

  1. Buen inicio para despertar la curiosidad de cualquier lector/a.
    Me ha llamado la atención que un oficio inicie con mayúscula “Jardineros” y, dando por hecho que pueda ser por algo en concreto, entiendo que debería aparecer en cursiva con el fin de indicar que no se trata de un error.

    Me gusta

  2. A título informativo, he observado que inicias “estados” con minúscula. Si puedes échale un vistazo al siguiente texto y obra según consideres apropiado.

    estado. 1. Se escribe con inicial mayúscula cuando significa ‘conjunto de los órganos de gobierno de un país soberano’: «La cooperación entre diversos órganos del Estado» (Siglo [Pan.] 10.4.97); también cuando se refiere a la unidad política que constituye un país, o a su territorio: «El derecho internacional no hace diferencia en cuanto al tamaño o la ubicación geopolítica de los Estados» (Ortega Paz [Nic. 1988]). Forma parte de numerosas expresiones y locuciones: jefe del Estado, secretario de Estado, golpe de Estado, razón de Estado, Estado de derecho, etc.

    Me gusta

    1. Un placer que me leáis, caballero. No dejo de escribir, en absoluto. Es solo que la cantidad de tiempo que tengo se ha reducido de forma radical y no puedo prestar suficiente atención al blog, por lo que, lo que puedo dedicar a escribir, prefiero que sea para continuar “novelando” 😉

      Le gusta a 1 persona

      1. Aguardo con suma impaciencia ese dichoso día en que venza la última resistencia y toda mi alma entera se deshaga en un prolongado y placentero orgasmo al deleitarse mis humildes pupilas con vuestras sublimes letras.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s