BOSQUE DE LA IMAGINACIÓN

«No es posible», pensó el niño. Unos momentos antes, había estado en su habitación, intentando encontrar la maceta entre el caos de sus juguetes. Una maceta que, en su día, fue el hogar de una hermosa flor que el niño regó, abonó y cuidó con el mayor de los esmeros.
Había mirado en el interior del armario y la gran cantidad de objetos en su interior cayó sobre él; quedó sepultado entre peluches, tableros, dados y pelotas. Al abrir los ojos, estaba en un bosque de altos pinos movidos por el viento.
«No es posible», repitió, pero comenzó a caminar.

Relato con el que me apunto al reto de Lídia de febrero.
Anuncios

4 respuestas a “BOSQUE DE LA IMAGINACIÓN

  1. Bonito micro de algo que presagio una historia mayor detrás. ¿Hacia dónde irá ahora ese niño? ¿Dónde se encuentra? ¿Se ha teletransportado o solo sufre de inconsciencia? Muy interesante tu propuesta, Lord.
    Muchas gracias por participar.
    Abrazo 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s