La ciudad de plata: La pira

LA PIRA Si he entrado en el interior de la humilde casa, ha sido porque la señorita Biharda me ha convencido, con su voz pacífica y su aspecto inocente, de que nada malo puede ocurrirme en un interior tan oscuro que es asfixiante, pegajoso y caluroso. —¡Señorita! —grito. Lo que abandona mis labios casi más … More La ciudad de plata: La pira