Mika Holdbrand

La verdad es que estoy satisfecho por haber finalizado el manuscrito de mi próxima novela corta. Me gusta cómo me ha quedado y he disfrutado mucho contando las aventuras de Mika Holdbrand, que es el protagonista de este primer volumen de mi saga “Crónicas de la Apoteosis”, saga en la que retomo mi género favorito: la fantasía épica. Ahora, toca revisar el “manuscrito” y pasárselo a los lectores cero.
Como siempre, he intentado dibujar a los personajes presentes con trazos rápidos y amenos, pero que los individualizaran, al tiempo que he empleado bastante tiempo en la construcción del mundo de Timelah, donde se desarrolla la saga. Política, religión, luchas entre las especies existentes, sistema de magia… todo eso que TIENE que aparecer en un mundo de fantasía que se precie y dibujar un marco coherente, lógico y creíble (dentro de las peculiaridades del género) en el que se desarrollen las novelas.
Serán nueve (o diez, depende del modo en que crezca la propia historia conforme la vaya contando), en los que los siete primeros estarán protagonizados, y narrados, por un personaje diferente. El primero de ellos, como he dicho, es Mika Holdbrand, y a continuación cuelgo algunos ejemplos de ese “worldbuilding” que decía; por su formato se puede deducir que se trata de algunos tweets que he ido colgando para publicitar mi creación. Creación, por cierto, que tengo pensado publicar posteriormente en inglés, ya que estamos: a fin de cuentas, el mercado anglosajón es mucho más receptivo a este tipo de obras, y, en él, la fantasía goza de millones de seguidores.

El “héroe” de mi primer libro, Mika Holdbrand, es un experimentado diplomático… aunque descubriremos que hubo una vez que metió la pata hasta el fondo… Y eso hizo que se metiera en un lío de mil demonios.

Mika es cónsul de la poderosa Priseida, destinado en Alisia, capital del palatinado de Lagoverde. En el momento del inicio del libro, Lagoverde está sumido en una crisis de sucesión, porque la anterior gobernanta fue asesinada… hace tres meses.

Hay un burdel en Alisia para hombres y mujeres… pero Mika no usa sus “servicios de dormitorio”. La primera vez que fue, quería un remedio para su gripe.

Priseida es uno de los estados más poderosos del mundo de la “Crónica de la Apoteosis”, una república cuyo Caballero Protector, Lumbo Arbolado, aspira a hacer de ella la potencia hegemónica.

Otro personaje importante (que tendrá su propio libro) es Didosi “Dedos Largos”, ladrón y asesino de alquiler que trabaja para Mika. No es humano, por cierto.

Los trasgos, después de las conocidas como “Guerras Raciales”, fortificaron un pequeño estado y lo hicieron inexpugnable. La mayoria de ellos vive tras sus fronteras.

La magia existe en Timelah… pero hay dos cuestiones a tener en cuenta:
-Solo los humanos pueden practicarla (al menos, eso es lo que se dice).
-Hacer magia tiene un gran coste para el mago, porque drena su energía vital.

Timelah es el nombre que sus habitantes dan al mundo de las “Crónicas de la Apoteosis”. En él hay multitud de estados, todos los cuales firmaron un tratado hace tiempo por el que la esclavitud quedaba prohibida

Las conocidas como “Guerras Raciales” fueron un terrible conflicto en el que los nacientes estados humanos formaron una coalición para subyugar a las demás razas de Timelah. Vencieron, y eso significó la hegemonía de la humanidad.

Nadie sabe la manera en que llegaron las diferentes razas a Timelah. Hay teorías variadas, desde catástrofes mágicas a bromas divinas, pero son eso: teorías. Quizá, algún día, sus habitantes sepan la verdad.

Anuncios

2 respuestas a “Mika Holdbrand

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s